La Raspberry Pi 3 genera mucho calor, pero tiene arreglo

loverpi-heatsink-840x473

Ya os presentamos en su momento la Raspberry Pi 3, una nueva puesta a punto de este conocido miniPC que trae una importante mejora a nivel de especificaciones, lo que redunda en una mayor potencia, y también en un mayor consumo y generación de calor.

Es completamente normal, esos tres elementos están profundamente relacionados y son consecuencia directa el uno del otro, aunque en situaciones graves se pueden dar problemas de sobrecalentamiento que acaben afectando a la estabilidad del sistema, o incluso produciendo daños permanentes.

Precisamente eso es lo que ocurre con la Raspberry Pi 3. Si bien es cierto que incluso al correr aplicaciones pesadas es poco probable que el calor generado llegue a dañar de forma permanente algún componente el rendimiento y la estabilidad sí que se ven afectados, hasta tal punto que el sistema no vuelve a la normalidad hasta que se enfría.

207

Afortunadamente este problema tiene una solución sencilla y económica, ya que basta con montar los disipadores pasivos de aluminio que vemos en la imagen para resolver el problema, puesto que ambos son capaces de reducir la temperatura total en unos 20 grados.

No es un apaño gratuito, ya que el kit de disipadores cuesta cinco dólares, pero es una solución asequible y muy fácil de instalar que permite, además, mantener el funcionamiento silencioso de la Raspberry Pi 3.

Más información: Liliputing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s